De acuerdo con cifras de la TEFAF (The European Fine Art Foundation), el tamaño del mercado del arte en 2014 se situó por encima de los 56 billones de dólares, rompiendo así todos los récords previamente establecidos. Ante este vibrante panorama no es extraño que la inversión en arte despierte cada vez más el interés de quienes buscan diversificar su portafolio o buscar activos con retorno a largo plazo.

Y sin embargo, en la compra de arte hay un componente que trasciende la mera especulación financiera. Existe una motivación profundamente espiritual, emocional y estética. Todos los asesores artísticos coinciden en lo mismo: además de considerar el potencial de retorno económico y el valor material de una pieza, una buena inversión en arte debe venir del corazón.

Cuatro poderosas razones para animarse a empezar tu colección de arte o incrementarla.

1.- Descubres un nuevo mundo, entre ellos el interior.
2.- Le das un valor agregado a tu imagen personal o empresarial.
3.- El arte permanece; estarás presente en tus amigos, familiares o clientes.
4.- Es una excelente inversión; una futura revalorización.


ÓLEOS Disponibles

 

 

  • "Elevando Emociones" óleo y transfer sobre tela 100 x 100 cms 2016

Si te interesa algún cuadro favor de llenar la siguiente forma con tus datos y el cuadro que te interesa y me pondré en contacto contigo.

Nombre *
Nombre